Por qué el taller

Porque hace muchos años, veintipico por lo menos, cuando apenas empezaba a escribir con lapicera de tinta decidí ser escritora. Mi mamá conserva todavía un montón de cuadernos con las páginas ya amarillentas, escritos con letra redonda y desprolija y plagados de faltas de ortografía. Entonces me hubiera fascinado asistir a un taller literario, pero no estaba de moda: fui a aprender danzas, dibujo, guitarra, piano, teatro y de alguna manera suplí la cuota de creatividad que necesitaba. Siempre me gustó lo artístico y ahora, de grande, recién entiendo porqué. El arte es ante todo LIBERTAD. Porque me permite expresarme y cuanto más me expreso más fácil es después expresarme más. Siempre más. A veces hay que seguir reglas, claro; odiaba el solfeo cuando estudiaba piano pero me sirvió para aprender que el arte también necesita disciplina. Y la disciplina, como la perseverancia, tiene que ver con el trabajo. Dijo Umberto Eco en alguna entrevista que leí por ahí: “Cuando un escritor dice que ha trabajado impulsado por la inspiración, miente” porque para escribir se necesita mucho más que talento. Se necesitan ganas, tiempo, esfuerzo. Se necesita también ir contra la corriente porque no es una profesión que prometa un futuro acaudalado. Por suerte cuando uno es chico hay menos obstáculos. Por eso es maravilloso poder acercarse a la escritura desde tan pequeños, porque todavía no tienen la presión social que tendrán de grandes. Y más maravilloso es cuando las familias aceptan éste como un camino posible, cuando apoyan e incentivan  (esos cuadernos amarillentos que todavía guarda mi mamá me siguen dando fuerza para lidiar  contra el qué dirán, contra el “pobre, ¿quiere escribir?” y el “además de eso, ¿de qué trabaja?”). Y hay otras ventajas al empezar de chico: uno se pueden dar el lujo de jugar. Jugar escribiendo. Jugar para escribir. Y trabajar sin darse cuenta de que se está trabajando. Eso es lo bueno de aprender cuando uno es chico, y sobre todo en esta época, cuando las “pedagogías del placer” están de moda: aprender jugando es el gran lema; de doble filo, claro, porque está el peligro de que por tanto jugar nos olvidemos de aprender. Lo bueno del área artística es que jugar es parte del proceso. Porque cuando juego despierto mi imaginación y habito por un rato un mundo distinto al mundo en el que vivo, me conecto con mí mismo, me expreso. Y entonces estamos hablando del arte una vez más. Escribir es probablemente el arte más sincero, más frontal: porque el lenguaje es el medio de expresión que usamos todos, artistas y no artistas.

 En el taller escribimos. Escribimos mucho. A veces también reescribimos. Otras,  hablamos sobre lo que escribimos. Y leemos, porque no se puede escribir si no leemos. Y escribimos sobre lo que leímos. Y jugamos. Y volvemos a leer. Y volvemos a escribir. Y así, sin darnos cuenta, aprendemos: porque siempre habrá algo que aprender.

Gianni Rodari, un gran escritor y pedagogo italiano, pedía hace muchos años “el uso total de la palabra para todos; no para que todos sean artistas, sino para que nadie sea esclavo” Y eso espero que encuentren los chicos en el taller: la posibilidad de aprender a ser libres, de poder expresar lo que sienten, lo que les molesta, lo que desean, lo que quieran cambiar.

14 Respuestas a “Por qué el taller

  1. Georgina Godoy

    Que alentadoras palabras !! Me encantó la presentación de este taller. Tengo una hija de 8 años que disfruta la escritura y se divierte mucho jugando a inventar historias. Yo también festejo y guardo con fervor cada renglón que regala su creatividad, indisciplinada aún. Me interesa conocer más la propuesta. Voy a recorrer el blog.

  2. Nando Vaccaro Talledo

    Hola Soledad. Yo no tengo hijos aún, pero sin duda alguna cuando los tenga estarán siempre rodeados de libros: puertas y ventanas abiertas a nuevos mundos y la posibilidad de encontrarse con la libertad. Yo no tuve la suerte de crecer entre libros ni lecturas que me marcaran significativamente. Sin embargo, al crecer, en la última etapa de colegio, descubrí que la literatura me atraía, aunque no sería sino años después cuando me decidiría a nadar contra la corriente para cumplir mis sueños (desde hace un año más o menos intento avanzar, a tientas, con una novela, que acompañó con mi carrera de periodista y trabajos afines). Con respecto a la escritura, Mario Vargas Llosa menciona en su libro “Cartas a un joven novelista” que uno no debe perseguir la fama o los réditos, porque de ese modo no se logrará nada próspero; además, ya el hecho de tener la oportunidad de dedicarse a lo que uno le gusta, en este caso la escritura, es el mejor pago (por supuesto, de algo hay que vivir, pero si uno es ingenioso y perseverante, puede hacerlo de aquello que lo apasiona); y si entregamos lo mejor de nuestra creatividad y mantenemos una disciplina sagrada, podemos aspirar a la posteridad, pero no por la “fama” en sí, sino por el legado se deja en este mundo.
    Te admiro y te felicito por tu talento y por la predisposición que tienes, tanto para la enseñanza como para la creación.
    Todo lo mejor con los chicos y pasaré la voz (como se dice en Perú) para que este blog tenga más lectores, sobre todo en este lado del continente, mirando el Pacífico).
    Un saludo quijotesco,
    Nando

  3. samuel

    me gusta mucho la manera que te expresaste ,SOL, pero es muy largo a lo que un chico de mi edad querría leer (11 años) me encanta todas las cosas que pones o comentas :soy samuel estamos asciendo un trabajo de a dos somos del colegio SAN JOSE ARGENTINA,SANTA FE , RAFAELA
    chauchiiiiiiii!!!!!!!!!!! 🙂

  4. Tu pagina es muy buena, pero muy larga . chauuuu somos del coleguio san jose santa fe rafaela

  5. samuel

    ami no me importa si mis amigos comenten pero no comenten cosas malas o malas palabras .Unicamente comenten lo que les parecio el blog dejen expresarce por ustedes mismo com las dos frases que puso SOL SILVESTRE : El arte es ante todo LIBERTAD y “Cuando un escritor dice que ha trabajado impulsado por la inspiración, miente” porque para escribir se necesita mucho más que talento. Se necesitan ganas, tiempo, esfuerzo. Se necesita también ir contra la corriente COMENTEN

  6. Jose y Marti

    Hola Sol, es muy lindo tu blog, tiene mucha informacion interesante, Estamos haciendo un trabajo sobre tu blog, leimos muchas reseñas de los libros, ahora nos dan ganas de comprarnos alguno 🙂 !!!

  7. me encanto tu pagina Sol!!!! Es muy interesante y hermoso lo que escribiste!!! Soy Giane de Rafaela, Santa Fe, del Colegio San José. Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s